Las residencias estudiantiles

Vivir en las residencias de Spring Hill College es una experiencia asombrosa y positiva. Le da la oportunidad de conocer gente que podrán ser tus amigos de por vida. SHC tiene ocho residencias. La mayoría de los estudiantes viven en Spring Hill, mientras otros viven fuera de la universidad. Todos los estudiantes de jornada completa, menos los que viven localmente con sus padres, tienen que vivir en el colegio por cuatro años.

Viviendo en las residencias, los estudiantes tienen acceso a muchos recursos y servicios. Cada una de las habitaciones tiene acceso a internet y cable. Todos los dormitorios se encuentran muy cerca a la biblioteca, la cafetería, sala de correo, sala de deportes, y a la iglesia. Para los padres que están preocupados de seguridad de su hijo(a), no se preocupen, SHC tiene seguridad pública. La seguridad pública de SHC consiste de un equipo de oficiales que pueden ser llamados por teléfono. Siempre están en SHC rodeando el campus para asegurarse que los estudiantes estén bien y seguros. Igual, todos los dormitorios tienen ayudantes de residencia. Los ayudantes son estudiantes de SHC que han pasado por entrenamiento para poder ayudar a los estudiantes en caso de emergencia o si un estudiante necesita un amigo con quien hablar, los ayudantes de residencia están para ayudar.

La mayoría de las residencias tiene aire acondicionado y un servicio de lavandería. Las habitaciones están amuebladas con una cama “twin”, escritorio, aparador, y una silla. Los estudiantes de primer año pueden vivir en Toolen Hall, Walsh Hall o Viragh Hall. Después del primer año los estudiantes pueden vivir en Mobile Hall, O’Leary Hall, New Hall o Skip’s Place. Los estudiantes del cuarto año tienen la oportunidad de poder vivir en los Fairway Apartments. Los Fairways es la única residencia que está diseñada como un apartamento. Tienen una cocina, cuatro habitaciones, dos baños, un cuarto de lavar, una sala y un porche. Solamente los estudiantes que están por terminar (los de cuarto año) tienen la privilegia de poder vivir en los apartamentos.


Viviendo en el campus de Spring Hill, los estudiantes pueden enfocarse más en los estudios mientras también aprenden a ser parte de una comunidad diversa. Spring Hill garantía a los estudiantes cuatro años de alojamiento. Poder vivir en la universidad es una oportunidad estupenda, los estudiantes pueden beneficiar en poder estar cerca de las clases, gimnasio, iglesia, cafetería, y muchas más cosas.